Antoine de Saint-Exupéry en Argentina

El 12 de octubre de 1929 llega a nuestro país Antoine de Saint-Exupéry. Lo esperan en el puerto de Buenos Aires Jean Mermoz, Henri Guillaumet y Marcel Reine, pilotos franceses integrantes de la Aeroposta Argentina, filial de la Compagnie Générale Aéropostale de Francia, empresa dedicada al transporte de correo aéreo. Saint-Exupéry ocupará el puesto de Director de Explotación de la empresa argentina.

Entre los objetivos de Saint-Exupéry figuraban poner en marcha el ramal hasta Comodoro Rivadavia y estudiar la prolongación de esta línea hasta Río Gallegos. Posteriormente, obtener un acuerdo con las autoridades chilenas para extender esta ruta aérea hasta Punta Arenas. Durante su corta estadía realizará los dos primeros objetivos:

El 1º de noviembre de 1929 tiene lugar el vuelo inaugural de la primera extensión de la línea sur: parte hacia Comodoro Rivadavia el primer correo oficial llegado esa mañana a Bahía Blanca desde Buenos Aires procedente de Europa, con Saint-Exupéry como piloto. El 31 de marzo de 1930, se inaugura el segundo tramo a la Patagonia con destino final la ciudad de Río Gallegos.

De común acuerdo con las autoridades de la Aeroposta, Saint-Exupéry, establece los vuelos en temporada veraniega a Mar del Plata,  crea otra escala en Uruguayana, Brasil, en la línea a Asunción e inaugura los servicios de transporte de pasajeros y correspondencia a Uruguay y Brasil.

No obstante su intensa actividad como piloto postal no olvidaba su vocación de escritor. Dedicaba sus horas libres a la redacción de la novela "Vuelo Nocturno" basada en sus propias experiencias de vuelos sobre la Patagonia y también a la escritura del guión para
un film ("Anne-Marie").

 

El 7 de abril de 1930, recibe las insignias de Caballero de la Legión de Honor en la Embajada de Francia en Buenos Aires en reconocimiento a su desempeño en el Sahara español, por haber contribuído al impulso de la aviación comercial.

En enero de 1931 vuelve a Francia donde contrae matrimonio con Consuelo Suncin de Sandoval, a quien conociera en Buenos Aires.

 
Gentileza de Sócrates

Los quince meses de estadía de Saint-Exupéry en la Argentina estuvieron marcados por experiencias indelebles, las que invitamos a recorrer en viaje imaginario cliqueando en la página siguiente sobre cada una de las estrellas que componen la Cruz del Sur. Cada estrella lo llevará a un destino diferente (Buenos Aires, Concordia, Cordillera, Patagonia) que usted podrá elegir libremente para comenzar su recorrido.  Las dos estrellas complementarias de la constelación incluyen información sobre su partida de la Argentina y la bibliografía consultada.